jueves, 27 de diciembre de 2007

Navidad... dulce Navidad...

Es sabido por todos los que bien me conocen que no soy amante de las fiestas navideñas... Pero no siempre fue así! antes era de esas que decoraban la casa, ponían árbol e incluso pesebre! ( pero esas es otra historia)


Aún teniendo este sentimiento digamos... anti navideño, no se pueden evitar ciertas cosas. Son fechas en las que no se muy bien porqué te acuerdas de todo el mundo, me pasé rato y rato mandando mensajes por el móvil a todo hijo de vecino felicitando las fiestas... Seré hipócrita! Estuve un buen rato creando un PPS a modo de tarjeta de felicitación, y por si esto me supiera a poco os mandé a 4 Elfos con mi cara bailando al son de una música imposible!
Por lo tanto me pregunto yo? a mi misma claro, es verdad que no soportas las navidades?
La verdad? Ni idea! Creo q lo q pasa es q se contagia un poco eso q llaman "espíritu navideño", que tanto escuchar la frase típica de :"Feliz Navidad"! al final te lo acabas creyendo y te unes al colectivo.

En fin! ya pasó! se acabó la navidad, canté la misa del gallo, sobreviví a las comidas familiares y todo vuelve a la normalidad... O no? Si ya ha pasado la navidad, porqué no dejo de escuchar villancicos? Y esas luces cegadoras de la calle?? porqué nos las retiran? aaaaah vale! Es que las navidades no se limitan a estos días! abarcan también la noche vieja y hasta reyes! Buff, lo q me espera aun ...

Lo que si puedo decir, es que estas navidades han sido diferentes, especialmente tristes para mi, no se muy bien porqué pero me siento mas sola de lo normal, más lejos de lo normal, mas triste de lo normal...
Debería estar contenta, tan solo hace unos días, un día antes de mi santo para ser mas concreta, tuve noticias de Toni, por fin! Al que tanto he añorado, por fin pasó lo que tantas veces he esperado... Pero al mismo tiempo de alegrarme hasta un punto q poca gente entiende, ese mismo hecho me entristeció aun mas... Me hizo ser mas consciente de su ausencia, de las ausencias de la gente a la que quiero. Cada día me planteo mas seriamente el rumbo de mi vida, hacia donde navego, sin rumbo, sin destino.
Se que no me falta gente a la que le importo, y mucho, pero al mismo tiempo tengo la incomoda sensación de desapego, de no ser la parte imprescindible de nada, si formo parte de un todo, pero no no soy un engranaje q haga funcionar ningún motor, sin mi todo sigue en marcha como siempre... Nada se detiene...
No se si será el frío o la navidad pero siento q se me acaban las pilas...
Quisiera dormir durante 10 años, q toda esta mala época pasara de una vez! quisiera despertar y ser una viejecita en un asilo, esperando plácidamente q se acaben sus días.



Todo el mundo dice q soy muy joven y q me queda mucho por vivir, pero me siento como una anciana de 150 años q espera el fin de sus días, sin mas ilusión q dormir del tirón o q le siente bien la cena, sin mas alegrías q una visita inesperada de alguien quien quiera escuchar sus batallitas de cuando era joven y hermosa.

2 comentarios:

Kaos dijo...

Ea, ea, mi niña!

A veces, los engranajes más pequeños, esos que parece que si no están da igual, son los únicos capaces de hacer funcionar una gran maquinaria.

Pon las pilas en el cargador, espera a que se ponga la luz verde, de unos cuantos pitidos... y adelante!!!

Ah! y esperame cuando seas viejecita, que crearemos la segunda parte de "Las chicas de oro"

1 k 4 u

valjean dijo...

Gatta se levanta por la mañana, temprano.

Gatta salta por los tejados, mojados.

Gatta sonríe y perfila sus labios, bermejos de tanta vida .

Gatta de sueños, de hechizos y encantos. Gatta de noche, alma de día, que he visto derretir a su paso escarcha bien fría.