domingo, 5 de abril de 2009

Hacía tanto...


Hacía tanto que te buscaba que mi obsesión por encontrarte no me dejaba ver que estabas ante mi, callado, como esperando pacientemente a que yo reaccionara ante tu visión...
Hacía tanto que te buscaba que no supe verte porque miraba a lo lejos y no era capaz de mirar frente a mi...
Hacía tanto que te buscaba que si un día, cansada, no desisto de buscar no habrías secado mis lágrimas con tus palabras, con cuidado de no lastimarme.
Hacía tanto que vivía en la oscuridad que tu luz me cegó de tal manera que me impedía mirarte a los ojos y comprender que eras tú, que no tenia que buscarte mas porque tu me habías encontrado a mi, a caso me buscabas tú a mi también? O fue el destino que nos juntó?
Hacía tanto que te buscaba que había perdido el norte, hacia tanto que miraba sin ver que no supe ver que mi Norte eras tú.
Hacía tanto que te buscaba que no puedo creer que por fin estés frente a mi.

3 comentarios:

Marta dijo...

Eva
uy, uy, uy....aixo que vol dir?????.

petonicos.

Victor Green dijo...

jajajaj digo lo mismo que la mujer de arriba!!! uy uy uy!XD qué bien se lo está pasando la gattaca!

Martín Garrido dijo...

Bueno, ya veo cómo está el patio... Hacía tiempo que no me pasaba por esta cosa de la blogomoña, aunque da gusto ver que seguís ahí con vuestras cosas...